QUÉ ES EL MINDFULNESS Y CÓMO PUEDE AYUDARTE A REDUCIR EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD.

“El regalo más preciado que podemos ofrecer a los demás es nuestra atención. Cuando la atención abraza a los que amamos, florecen como flores”  Tich Nhat Hanh

Mindfulness es una forma especial de prestar atención de forma intencionada y consciente al momento presente, a lo que sucede AQUÍ y AHORA, liberando la situación de juicios y aceptándola tal como es; sin tratar de que sea de otra manera. Cuando dirigimos nuestra atención a las sensaciones físicas y a las emociones, la atención queda anclada en el presente, porque las sensaciones, la respiración y las emociones son fenómenos que ocurren en el ahora. No ocurre lo mismo con los pensamientos, que son fenómenos que nos llevan al pasado, al futuro o bien a la fantasía.

Los orígenes del Mindfulness en Occidente se remontan a los años 80, cuando desde la medicina, la neurociencia y la psicología se inició un proceso de integración de la meditación budista (vipassana y zen) en un contexto laico y científico. En 1979, el biólogo y practicante de meditación budista Jon Kabat-Zinn desarrolló en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, un Programa Psicoeducativo destinado a aliviar el sufrimiento de pacientes diagnosticados con dolor crónico llamado Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena.  De hecho, en ese momento el “mindfulness” ya era la palabra inglesa habitual con la que se tradujo el término pali “sati” que designa la práctica budista de cultivar la conciencia. Durante las décadas de 1980 y 1990, destacados psicólogos, principalmente de los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido combinaron su práctica psicoterapéutica con la práctica de la meditación budista. Se comenzaron a desarrollar y aplicar diferentes programas terapéuticos enfocados al tratamiento de las principales dolencias psicológicasde nuestro tiempo: estrés, ansiedad, depresión, adicciones, dolor crónico… y al cultivo de emociones positivas y la mejora de la calidad de vida.

Se ha demostrado científicamente que la práctica regular de Mindfulness aporta múltiples y valiosos beneficios para nuestro bienestar emocional, salud física y mental. Algunos de ellos son la mejora de la autoestima, mejor regulación emocional, reduce la ansiedad y el estrés, mejora el autoconocimiento, mejora la concentración, la atención, la memoria, la capacidad para solucionar problemas y tomar decisiones. A nivel físico te aporta relajación, mejora la respiración, mejora el metabolismo y la presión arterial. Los beneficios empiezan a notarse incluso con 10 minutos de práctica diaria. Mientras más tiempo se practique mayores son los beneficios. Es recomendable llegar a practicar Mindfulness entre 20 y 30 minutos al día entre práctica formal e informal.

Podemos practicar Mindfulness de manera formal: Consiste en las meditaciones (sentada/o tumbada/a) que anclan la atención en elementos como: la respiración, el cuerpo, las sensaciones, los sentidos, las emociones y los pensamientos. La meditación es una práctica contemplativa, que conlleva observación y aquietamiento del flujo de pensamiento. Al meditar desarrollamos la atención consciente y la presencia en el ahora, y nos posicionamos como observadores de nuestros propios procesos.

También podemos practicar Mindfulness informal: consiste en buscar estar presente en actividades cotidianas que solemos realizar automáticamente, es decir, focalizar nuestra atención en la actividad que estemos realizando en “este preciso momento”, atendiendo a todas sus cualidades. Algún ejemplo sería: cepillarse los dientes, lavar los platos, ducharse, tomar un té, cocinar, hacer la cama, pasear, etc.

Las reglas generales para practicar Mindfulness son:

OBSÉRVALO

HAZTE CONSCIENTE DE ELLO

PERMITE QUE OCURRA

APLÍCALE COMPASIÓN

SUÉLTALO, DÉJALO PASAR

VUELVE AL MOMENTO PRESENTE.

Éste es un viaje de ida y vuelta en el que entrenamos a nuestra mente a permanecer en el MOMENTO PRESENTE: AQUÍ Y AHORA.

En el caso concreto del Estrés y la Ansiedad la práctica de Mindfulness se dirige a trabajar y reducir la evitación conductual o experiencial, la rigidez cognitiva y el repertorio rígido de respuestas conductuales. La curación consiste en un proceso de unir todas las partes separadas y aisladas o negadas que deben ser integradas en la conciencia.

Los objetivos del Mindfulness en el tratamiento de la Ansiedad serán:

  1. Expandir la toma de conciencia del cliente sobre sus experiencias internas: pensamientos, emociones, recuerdos, sensaciones, etc.
  2. Promover un cambio en su actitud vital para pasar de una actitud mental enjuiciadora y controladora hasta una actitud amorosa, compasiva y no enjuiciadora y aceptando todos los contenidos mentales y emocionales sean del signo que sean. Sin etiquetar los pensamientos como irracionales o racionales.
  3. Mejorar la calidad de vida del cliente enfatizando la flexibilidad cognitiva e implicándose completamente en su presente vital para provocar cambios generalizados que enriquezcan su vida.

Lidia Viana Catalán. Psicóloga Sanitaria. Col 11.402. Especializada en Terapias del Bienestar Emocional y Terapias de Tercera Generación.

Bibliografía consultada:

  • Mindfulness en la práctica clínica. María Teresa Miró y Vicente Simón
  • Manual clínico de Mindfulness. Fabrizio Didonna.

Para más información o concertar una visita, no dudes en contactar!

Lidia Viana Catalán, psicóloga especialista en gestión emocional, personalidad y relaciones interpersonales.

Contacto
  • 676 584 027
  • lidiaviana.psicologia@gmail.com

Redes Sociales
Dirección
  • Calle Nil Fabra, 34-36,

  • 08012, Barcelona

Abrir chat